Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Abrir ventanas reduciría la presencia de aerosoles

La fracción de partículas de aerosol que se depositan en los estudiantes, incluyendo a la persona “fuente”, disminuyó de 2.3% a 0.45% con las ventanas abiertas

ADRIÁN AGUIRREOct 23, 2020 
Tiempo de lectura: 3 mins.
Foto en portada: Lode Van de Velde (publicdomainpictures.net)

Lo + leído

Si quieres reducir la presencia de aerosoles en un salón u oficina, abre la ventana… o las puertas. Científicos han descubierto que la ventilación natural en espacios cerrados sería una buena opción para reducir la cantidad de aerosoles en un espacio.

La investigación fue publicada en el journal Physics of fluids y aquí te contamos lo que descubrieron los especialistas.

Puedes leer: Sugieren prohibir servicio en transportes a personas sin cubrebocas

Ventilación natural en espacios cerrados: ¿Una buena opción?

El objetivo del estudio fue investigar el transporte de aerosoles en un entorno que simulaba un salón y para ejemplificar los fluidos y partículas se utilizaron representaciones de dinámica computacional.

“La ubicación de la fuente influye fuertemente en la trayectoria y la distribución de la deposición de las partículas de aerosol exhaladas y afecta la efectividad de las medidas de mitigación, como las barreras de vidrio”, explican los autores en el artículo original sobre ventilación natural en espacios cerrados.

Su estudio sobre ventilación natural en espacios cerrados reveló que las barreras de vidrio reducen la transmisión de los aerosoles de 1 mm de la persona “fuente” a otros individuos separados por al menos 2.4 m en un 92% y que al abrir las ventanas y permitir la ventilación natural, la fracción de partículas puede incrementarse en un 38% a comparación de los espacios que mantienen las entradas de aire natural cerradas.

Ventilación natural en espacios cerrados sería la solución, explican los especialistas, pues sus resultados indicaron que, en promedio, 69% de las partículas salen de la habitación cuando las puertas o ventanas están abiertas.

“La fracción de partículas de aerosol que se depositan en los estudiantes, incluyendo a la persona “fuente”, disminuyó de 2.3% a 0.45% cuando las ventanas estaban abiertas, lo que sugiere que cuando se abren las ventanas, disminuye la deposición de aerosoles en los estudiantes en un 80%”, mencionaron los investigadores.

Sin embargo, las aulas son diferentes, por lo que los resultados deberían ser interpretados como que se realizaron en un espacio por nueve horas, dicen los científicos.

Foto: pixabay

También te sugerimos: Covid y sepsis: una combinación que resulta un problema

“Otros salones pueden utilizar diferentes estándares de aire acondicionado y necesitar investigaciones de transporte de aerosoles que se adapten a esa aula en específico”, detallaron sobre esta investigación de ventilación natural en espacios cerrados.

“Abrir las ventanas mientras el sistema de aire acondicionado está funcionando, aunque algunas instituciones no lo recomiendan, aumenta significativamente la fracción de salida de partículas en un 38% y reduce la transmisión entre estudiantes en un 80%”, concluyeron.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda