Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

5 formas de aumentar la autoestima de un niño

La buena autoestima en un niño lo ayuda a motivarse y hacer que confíe más en él mismo

RedacciónJul 27, 2018 
Tiempo de lectura: 5 mins.

Lo + leído

Cada día es más frecuente escuchar sobre la falta de autoestima, bullying y depresión en los niños, problemas que pueden evitarse si los padres y familiares trabajan en conjunto para aumentar la autoestima de un niño.

Por ello, te damos algunos consejos de los expertos para mejorar la autoestima de los pequeños y ayudarlos a superar las dificultades emocionales que puedan experimentar.

>>Te puede interesar: Brotes de piojos aumentan por calor, ¿cómo prevenirlos? 
Importancia de la buena autoestima de un niño
De acuerdo a Investigadores de la Facultad de Psicología de la UNAM, 2 de cada 10 niños y jóvenes mexicanos presentan síntomas relacionados con el estrés y la depresión.

Los motivos de estas cifras son: el exceso de cargas académicas, el acoso escolar por parte de compañeros y problemas familiares.

Según expertos de Smartick – método online para aprender matemáticas para niños de 4 a 14 años y basado en la Inteligencia Artificial –, la autoestima es uno de los factores que ayuda a los niños a sobresalir y mantener un control en las diferentes situaciones, desde exponer frente a todo el salón hasta participar en grupos.



Además, la buena autoestima también tiene un papel importante en el aprendizaje.

Pero esto va más allá de lo académico, también se refleja en el día a día de los niños.

>>Los riesgos de regalar dispositivos electrónicos a niños 
Formas de aumentar la autoestima de un niño
Su eficacia está comprobada para ayudar a motivarlo y hacer que confíe más en él mismo:

1. Enséñale a vivir

La familia es la primera escuela de la vida que recibe el niño. Recuerda que en la imperfección está el aprendizaje, olvídate del clásico cliché de “Padres perfectos” porque en realidad eso no existe.

Lo que sí existen son padres modelos de conducta, con sus virtudes y defectos, que también se equivocan, pero lo saben reconocer, que dan ejemplo, buscan lo mejor para sus hijos, les brindan todo su cariño y los educan en hábitos saludables de ejercicio físico y alimentación, entre otros.



2. Empieza a cuidarte tú

Cuando nace nuestro pequeñín, nuestro mundo entero pasa a otra dimensión, despreocupándonos por nuestra salud física y mental.

Inconscientemente, desprendemos energía negativa con forma de nervios, estrés y bajo estado de ánimo, que los hijos detectan por que el 70% de la comunicación es no verbal.

>>Así afecta a los niños la enfermedad de Piel de Mariposa 

3. Rétalo con nuevos desafíos

Para aumentar la autoestima de un niño, es importante buscar el equilibrio entre el nuevo objetivo y su edad de maduración. Estas experiencias deben ser ambiciosas y requerir una pizca de superación personal.

El problema de atravesar la fina línea hacia “los retos para superhéroes” dará como resultado un aprendizaje contraproducente.



4. Evita el castigo

Una educación basada en el castigo sólo limita las alas de nuestros hijos provocando miedos a la equivocación, a “no ser perfectos”. Sé consciente de tus propias palabras y reformúlalas. Presta atención a todas las cosas buenas que hace tu hijo.

Utiliza la “técnica del sándwich” la cual consiste en conseguir un cambio mediante una crítica constructiva, esto ayuda a cambiar los comportamientos y a la par, elogia cada pequeño paso que el niño va consiguiendo.

5. Compartan tiempo juntos

Busca un espacio para regalar a tu hijo tiempo de calidad. Compartan juegos de mesa, paseos por el parque… Pregúntale por su día y cuéntale tú también el tuyo, porque a veces se nos olvida hablarle de nuestra vida.

Habla con él de emociones, sentimientos y crea un espacio humano de “tú a tú”.



Recuerda que en su etapa de crecimiento, los niños son como esponjas y sus primeros modelos a seguir son sus papás, aprenden a comportarse de acuerdo a lo que aprenden en casa.

La autoestima de un niño es uno de los factores más importantes, con ella podrá enfrentar ciertos retos en su vida y lograr ciertas habilidades cognitivas e inteligencia emocional que los ayudará incluso en un futuro.

>>Te puede interesar: ¿Cómo afecta una mochila pesada a los niños? 

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda