Muchas veces se dice que para detectar el cáncer de mama es necesario sentir un “bulto” en el seno, pero lo cierto es que este tipo de enfermedad puede provocar diferentes signos y existen mujeres que no los conocen. Por ello, en octubre, que es el mes de concientización de dicha afección, es importante recordar los síntomas del cáncer de mama.

¿Qué tanto conoces tus pechos?

4 síntomas del cáncer de mama que no debes pasar por alto

Primero que nada, es importante que te preguntes a ti misma: “¿Qué tanto conozco mis senos?”. Puede parecer una pregunta tonta o simple porque has vivido con ellos toda tu vida, pero… ¿Los conoces tan bien como para darte cuenta de un signo de nueva aparición, por más sencillo que este sea?

Si, la alerta más frecuente del cáncer de mama es el bulto en el pecho, pero este es solo uno de los síntomas del cáncer de mama que se pueden presentar. Se recomienda que las mujeres se hagan revisiones periódicas con su médico de confianza para encontrar cualquier anomalía, pero no necesitas gastar dinero para revisarte en casa y basta con que te pares frente a un espejo y observes cuidadosamente.

Estos son 4 síntomas del cáncer de mama que no debes pasar por alto:

1 – Descamación: podrás pensar que es resequedad en el seno o en el pezón, pero tu cuerpo podría estar indicándote que tienes cáncer de mama. El National Health Service (NHS) de Reino Unido sugiere que la gente esté atenta a un eccema (una erupción), piel escamosa o con picazón, enrojecimiento en el pezón o alrededor de él, costras. No des nada por sentado.

2 – El tamaño: Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) indican que cualquier cambio en el tamaño o en la forma del seno puede ser un indicador de cáncer de mama

3 – Secreciones del pezón: ¿No estás lactando y tu pezón secreta líquido? Ten cuidado. La American Cancer Society advierte que cualquier secreción del pezón que no sea leche materna puede ser un indicador del cáncer de mama.

4 – Ubicación del pezón: no decimos que se vaya a mover hacia arriba o hacia abajo (pero si lo hace, mejor revísate), pero la American Cancer Society señala que uno de los síntomas del cáncer de mama es que el pezón esté girando hacia adentro.

Recuerda que una detección temprana del cáncer de mama puede ahorrar muchos problemas futuros de salud, mejorar la eficacia de los tratamientos e incluso salvar tu vida.

Para aprender más de...5 datos de la mastografía que debes conocer

¿Qué es la mastografía?
La mastografía es un estudio de rayos X que se recomienda a mujeres de 40 a 69 años de edad, sin signos, ni síntomas de cáncer y tiene como propósito detectar anormalidades en las mamas, que no se pueden percibir por la observación o la palpación.
Procedimiento de la mastografía:
El estudio consiste en tomar 2 radiografías de cada mama: de los lados y de arriba hacia abajo. La duración de la mastografía es de aproximadamente 15 minutos con un poco de molestias porque se comprime el pecho. Durante el procedimiento, se pueden llegar a descubrir pequeños nódulos o masas que no los puede sentir una persona.
Tipos de mastografía:
Existen dos tipos: el primero, la mastografía de detección oportuna, que se recomienda como medida de prevención a todas las mujeres en edades de 40 a 69 años y que no presentan síntomas y el segundo es la mastografía diagnóstica que se realiza en mujeres con síntomas de cáncer de mama.
Preparación para la mastografía:
Se recomienda ir vestida con pantalón o falda y blusa para evitar quedar descubierta durante el procedimiento. Se debe ir con un aseo normal con la excepción de no utilizar talco, desodorante o perfumes.
Costo de la mastografía:
La mastografía se puede realizar de forma gratuita en los centros de salud en cualquiera de las 16 alcaldías de la Ciudad de México. Si se prefiere realizar en laboratorios privados, los costos varían desde los $245 hasta los $1000.