En Estados Unidos hay quien piensa que las organizaciones sanitarias locales, como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), no se encuentran listas para combatir padecimientos que vengan en viajeros de otras partes del mundo y por ello son lentos en la detección temprana de enfermedades.

De acuerdo con un nuevo informe de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental, la confianza que tienen los CDC en un modelo que ya se considera “obsoleto” para la recopilación y el análisis de datos sobre viajeros aéreos internacionales, termina poniéndoles el pie en lugar de ayudarles a responder con rapidez.

Los CDC recopilan datos de los viajeros internacionales para ayudar a las autoridades locales de salud pública en el rastreo de la posible propagación de enfermedades transmisibles (sí, como el coronavirus). ¿Por qué deberían actualizarse?

Detección temprana de enfermedades: ¿Qué se necesita mejorar?

Se busca mejorar, pero las acciones que se están tomando para la detección temprana de enfermedades no está facilitando las cosas… al contrario.

La Oficina de Responsabilidad Gubernamental de EUA señala que algunas de las maneras en que los centros están recopilando y administrando la información de los pasajeros dificultan el procedimiento para el rastreo de contactos.

Un ejemplo de esto es que el sistema de gestión de datos que utilizan los CDC no les permite conectar casos relacionados o informar fácilmente el número de pasajeros expuestos a una sola persona infectada dentro de un vuelo.

Es probable que las aerolíneas no tengan información precisa y completa sobre los pasajeros para compartir con los centros porque la información de contacto proporcionada para reservar un boleto puede ser para alguien más, como un agente de viajes, no para los pasajeros.

"Además, debido a que no existe una fuente única, completa y confiable de información sobre pasajeros, los CDC a menudo llevan a cabo investigaciones para llenar los vacíos”, indica la oficina.

El sistema de gestión de datos que se hizo para la detección temprana de enfermedades y se usa hoy en los CDC fue desarrollado a mediados de la década de 2000 y no fue diseñado para una evaluación o agregación rápida de datos de salud pública en casos personales, señala la oficina.

Debido a todo esto, la conclusión de la dependencia es que los centros no están calificados para la misión.

“Los CDC no se encuentran posicionados para analizar y difundir datos de manera eficiente para informar las políticas de salud pública y responder a las amenazas de padecimientos”, finaliza la dependencia.