Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

¿Cómo educar a un perro desobediente?

Cuando todo lo demás falla, siempre puedes recurrir a esto...

ADRIÁN AGUIRREEne 07, 2020 
Tiempo de lectura: 5 mins.
Foto en portada: publicdomainpictures.net

Lo + leído

Todos hemos escuchado el dicho: "No existe un mal perro, solo un mal dueño". Sin embargo, en lugar de mortificarte porque los canes a veces muestran comportamientos desobedientes o rebeldes, es mejor que sepas lo que tienes que hacer frente a estas conductas del animal.

Un perro puede ser desobediente al brincar, morder, ladrar o hacer muchos otros comportamientos negativos  y tratarlo puede ser un tanto frustrante, pero con paciencia, amor y algunos principios básicos de entrenamiento es posible que el can deje de hacer "travesuras".

Cuando los malos hábitos se niegan a ceder, los dueños de mascotas a veces suelen sentirse frustrados, exhaustos y derrotados. Pero es importante que tengas en cuenta lo que constituye la palabra "desobediente" o "travieso". Algunas personas aman que sus cachorros vayan corriendo a la cama y se "acurruquen" con ellos y otros nada más no lo soportan, por lo que es importante poner límites y reforzarlos con amabilidad, paciencia y siendo positivos.


Foto: publicdomainpictures.net

 

Puedes leer: ¿Cómo acariciar correctamente a un perro desconocido?

Como en todo en esta vida: Si no sabes, pregunta. Cuando tus intentos han fallado, puedes acudir a clases de obediencia canina o recurrir con un veterinario para pedirle un consejo.

Ten en cuenta que si tu perro se está portando mal, probablemente es porque no entiende lo que quieres que haga. Ellos no hacen cosas para molestarte. Simplemente a veces necesitan claridad y consistencia de tu parte para comprender que lo que están haciendo está mal.

¿Cómo educar a un perro desobediente?

Aquí te dejamos unos pasos para mitigar los problemas causados por un "lomito" rebelde:

1) Crea un plan para abordar los comportamientos negativos: ¿Qué es lo que está haciendo tu perro?: ¿Ladra mucho cuando ve pasar a otros canes?, ¿salta sobre las personas?, ¿se estresa cuando lo sacas? Toma una libreta y apunta los comportamientos de tu mascota para ver si identificas un patrón. 

Si tu can, por ejemplo, ladra en exceso cuando lo llevas al parque y temes que pueda morder a alguien que se encuentre caminando, llévalo a una hora en la que casi no haya gente, como en la mañana o la noche. De este modo, tu perro podrá salir y correr sin que otros de su especie "lo molesten".

2) Ve lentamente: Comienza trabajando con tu "mejor amigo" en comportamientos favoritos o familiares. De esta manera crearás una asociación positiva con el entrenamiento al recompensar incluso los éxitos menores. Recuerda que ellos tienen la capacidad de aprender y que mediante la rutina pueden llegar a asociar el entrenamiento con algo bueno. "Ah, cuando hice del baño dentro de la casa no me dieron galleta y cuando oriné en el poste sí me tocó una. Yo quiero galleta", "¿Por qué me da croquetas cuando no muerdo los cojines?... ¿estoy haciendo algo mal? Intentaré no morderlos para que me de croquetitas". 

Sí, son animales muy inteligentes, pero debes trabajar en la asociación. Ya que ellos vean el adiestramiento como algo positivo, deberás cambiar cosas paulatinamente.

Otro ejemplo sería darle una recompensa cuando aprenda a sentarse y que cuando ya lo obedezca a tu comando, le agregues una pequeña distracción. Así le crearás panoramas y te obedecerá en diferentes situaciones. 

Toma tu tiempo.

3) Mira tus comportamientos: ¿Saltó sobre tu pareja o algún familiar y le diste un premio porque te pareció bonito? Aunque no haya mordido ni lastimado a tu acompañante, el que le hayas dado algo que le gusta cuando realizó la acción le da la impresión de que lo que hizo estuvo bien, por lo que lo va a seguir haciendo a la espera de recibir otro bocadillo.

4) Controla el medio ambiente: Si tu perro encuentra juguetes o dificultades para mantenerse concentrado, retira del lugar los objetos que le puedan causar distracciones, así podrá concentrarse en la orden que le das y no correrá cuando vea a una ardilla o la orilla de su objeto preferido.


Foto: pixabay.com

 

También te puede interesar: Conoce a Chaser, el perro que entiende conversaciones

5) Sal a correr: Las sesiones de ejercicio apropiadas, frecuentes y programadas, que proporcionan salidas apropiadas para los comportamientos normales, junto con un comienzo temprano del entrenamiento pueden ser de gran ayuda para prevenir la mayoría de los comportamientos rebeldes. En cambio, esperar a que el cachorro tenga seis meses para empezar a entrenarlo, pueden arraigar el problema.

Mientras más temprano lo eduques, el perro aprenderá mejor a canalizar su energía en la dirección correcta.


Con información de vetstreet.com, vcahospitals.com, wikihow.com, cuteness.com

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda