Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Reflujo constante, un síntoma de hernia de hiato

La obesidad, el café, el chocolate y la edad aumentan el riesgo de padecerlo

SUSANA CARRASCOJul 06, 2019 
Tiempo de lectura: 5 mins.

Lo + leído

El reflujo es un problema digestivo muy común que la mayoría solucionamos con un antiácido, sin embargo, la presencia frecuente de este malestar podría ser señal de algo más complejo: hernia de hiato.

Este problema afecta el esfínter esofágico inferior que es el que permite la entrada de los alimentos hacia el estómago.

¿Cómo diferenciarlo de otras enfermedades digestivas? A continuación te lo decimos.

Hernia de hiato, ¿qué es?

De acuerdo a la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), muchas personas padecen de hernia de hiato y no lo saben, porque suelen confundirlo con otros problemas digestivos.

Cuando comemos un alimento, llega al estómago a través de un tubo conocido como esófago. Al final del esófago tenemos una estructura muscular llamada esfínter esofágico inferior.

Esta parte del cuerpo actúa como una puerta, dejando pasar los alimentos hacia el estómago e impidiendo que los jugos gástricos, ricos en ácido clorhídrico, suban por el esófago y causen un daño llamado esofagitis.


Sin embargo, en algunas circunstancias, el esfínter no funciona como debería y tanto alimentos como jugos gástricos ascienden y pasan del abdomen hacia el tórax.

La hernia de hiato tiene lugar cuando se produce una anormalidad en la estructura del esfínter, una válvula que se sitúa entre el esófago y el estómago.

Lo que sucede es que esta válvula es más grande de lo normal en las personas con hernia y hace que el estómago se mueva, causando una falla y haciendo que parte del contenido gástrico suba hacia el esófago y se genere ardor en la boca del estómago.

Una parte del estómago sobresale dentro del tórax, ingresa mediante un orificio donde el esófago se conecta con el estómago.



>>TAMBIÉN LEE: 5 infusiones para limpiar el colon de forma natural

Síntomas

Entre los síntomas más comunes que indican que podríamos sufrir de hernia hiatal, se encuentran los siguientes:

Eructos constantes

Reflujo y regurgitación

Dolor y ardor en la boca del estómago

El Dr. David Torres Valencia, especialista en Gastroenterología y Hematología del Hospital La Luz en España, indica que es muy importante que sepamos diferenciar entre reflujo gastroesofágico y la hernia de hiato.


El reflujo suele ser un síntoma común de la hernia de hiato, aunque no siempre aparece. Tener reflujo tampoco es un sinónimo de hernia pero sí una alerta de que algo anda mal.

Por su parte, el ardor y la sensación de regurgitación son síntomas que aparecen en la mayoría de los casos.

No obstante, hay muchas personas con hernias que no manifiestan ningún síntoma.

Causas

Acerca del origen de esta enfermedad, el experto señala que como es una enfermedad muy común, suele presentarse en varias familias, lo que hace pensar que es hereditaria, sin embargo, no en todos los casos es así.

Lo que sí es un hecho es que afecta más a las personas mayores que a los jóvenes, especialmente porque esta válvula se desgasta con la edad y con el uso.

Las hernias de hiato esofágico también son más comunes en personas que sufren de un aumento en la presión abdominal, como las personas con obesidad, embarazadas o en aquellos con enfermedades en el hígado, como cirrosis.



Los hombres suelen padecer con más frecuencia de hernia de hiato, ya que son más obesos, beben y fuman más.

“Si tienes más de 50 años, la edad también es un factor que favorece el desarrollo de la hernia”, señala el experto.

Una teoría de algunos expertos es que también surge por la pérdida de colágeno con los años, ya que mantiene a los tejidos del cuerpo en orden y al disminuir, genera una falla en el esfínter.

Alimentos con mucha grasa, chocolate, cacao, café, especias, alcohol y productos mentolados también favorecen su desarrollo, porque hacen que el esfínter se abra más de lo normal.

Para evitar este problema es importante mantener un peso saludable y evitar hacer esfuerzos con el abdomen, especialmente al hacer del baño, ya que al estar muy estreñidos podemos empujar de más y causar un daño.

También es importante controlar el reflujo constante ya que la irritación que causa hace que el esófago se acorte y se genera la hernia.

Desafortunadamente no se puede curar, existe la opción de atenderlo con cirugías pero no hay un tratamiento farmacológico curativo. Solo se pueden controlar los síntomas con los medicamentos adecuados.

>>SIGUE LEYENDO: Abusar de antiácidos puede causar insuficiencia renal


(Con información de Infosalus)


Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda