Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Los genes pueden determinar enfermedad cardiaca

Los hábitos alimenticios y de sedentarismo detonan la predisposición a patologías cardiacas

Paola RuizOct 03, 2018 
Tiempo de lectura: 2 mins.

Lo + leído

A partir de la concepción, los genes que se reciben de los padres pueden generar una predisposición importante en el desarrollo de patologías cardiacas desde niños.

De acuerdo con Ricardo Hernández García, director de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), la información genética provista por los padres puede determinar la posibilidad de los niños de desarrollar enfermedades cardiacas en su etapa adulta.

Aunado a ello, durante la infancia se desarrollan los hábitos alimenticios que pudieran promover el riesgo de este tipo de enfermedades.

Te recomendamos: 10 causas que impiden la lactancia materna
Hábitos que promueven patologías cardiacas desde niños
Una dieta que incluye alimentos chatarras, refrescos y comida alta en grasas saturadas para los niños, desencadena su predisposición genética a males cardiacos.

En primera instancia aparece una enfermedad o factor de riesgo a la obesidad, esta deriva en hipercolesterolemia.

Posterior a la obesidad, el riesgo se convierte en prediabetes, padecimiento que se ha encontrado en menores desde los 12 años de edad.

El riesgo se incrementa cuando se suma otro factor agravante como el sedentarismo, de manera que un niño llaga a los 30 años siendo diabético.

Incluso podría sufrir hipertensión, lo que en consecuencia deriva en enfermedad cardiovascular que podría terminar en un infarto o angina de pecho.



Conoce más sobre: Cerebro controla el habla de forma similar a los brazos

Importancia de prevenir patologías cardiacas desde niños


El experto asegura que se requiere hacer énfasis en la prevención de los factores de riesgo desde la niñez.

Mediante una mejora en la calidad de vida, actividad física frecuente, consumo de sal y grasas reducido, evitar el consumo de tabaco y mantener el peso adecuado.

Ricardo Hernández García señaló la importancia de prevenir ya que se busca reducir hasta 14% de enfermedades cardiovasculares para 2025, debido a que alrededor del 30% de personas puede morir en la primera hora o 24 horas después de un ataque al corazón.

Con Información de: Excelsior

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda