Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Guía para vivir con neuropatía diabética

Practica técnicas de relajación o meditación

Paola RuizOct 15, 2018 
Tiempo de lectura: 3 mins.

Lo + leído

La neuropatía diabética periférica generalmente es una enfermedad dolorosa y debilitante causada por daño al sistema nervioso periférico. Se trata de un conjunto de sistemas nerviosos resultado de la diabetes.

Las personas con diabetes, dificultad para controlar sus niveles de glucosa y que tienen colesterol alto, presión arterial alta y obesidad, tienen mayor riesgo de desarrollar neuropatía periférica.

Causa dolor, pérdida de sensación en los pies, piernas, manos y brazos. Conforme la enfermedad avanza, el daño se vuelve permanente debido a las llagas, úlceras y en el peor de los casos amputación de las piernas.

Te recomendamos: Los tres mejores momentos para medir la glucosa
¿Cómo ayuda el ejercicio en la neuropatía diabética?
Haz ejercicio, te ayudará a quemar calorías para adelgazar o mantener tu peso normal.

Una rutina física ayuda al organismo a responder mejor a la insulina además de controlar la glucosa en la sangre. Incluso disminuye el estrés que eleva el nivel de glucosa.

Ejercitarse reduce la cantidad de medicamentos que necesitas, hasta dejar de tomarlos.

Mantenerte activo mejora la circulación en brazos, piernas, ayuda a reducir el colesterol y la presión arterial alta.

Conoce más sobre: Consumir chiles reduce riesgo de infarto

Recomendaciones alimenticias en la neuropatía diabética
Lleva una dieta con alto contenido de nutrientes, baja en grasas, que incluya frutas, verduras, y granos enteros.

Limita tus carbohidratos refinados y bebidas azucaradas.

Toma agua en lugar de refresco.

Elige Leche descremada en lugar de entera.

Prefiere comidas horneadas o asadas en lugar de fritas.

Limita el consumo de sodio a no más de 2300mg por día.

Lleva un registro calorías que consumes por día.

Bebe alrededor de 6 a 8 vasos de agua al día.

Incluye alimentos con alto contenido de agua como frutas.

Sigue tu tratamiento farmacológico al pie de la letra.

Complementa con alternativas médicas: técnicas de relajación, meditación, masajes o yoga.

Antes de realizar cualquier actividad o modificar sus rutinas alimentarias, consulta a tu médico para que te recomiende el tipo de ejercicio que puedes realizar y la alimentación ideal para ti.

Con información de: The Neuropathy Action Foundation

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda