Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Fecalismo al aire libre, un problema en nuestro país

En 2018, este problema provocó un aumento de cerca del 10 por ciento en la incidencia de una una enfermedad diarreica conocida como giardiasis

ADRIÁN AGUIRREJul 31, 2019 
Tiempo de lectura: 3 mins.

Lo + leído

La contaminación aérea es un problema en todo el mundo, pero en los últimos tiempos ha afectado más a unos estados de la república mexicana donde prevalece el Fecalismo al aire libre.

En palabras de la Dirección General de Comunicación Social (DGCS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el "Fecalismo" se da porque es tanta la materia fecal expuesta al medio ambiente que al deshidratarse se convierte en polvo que es arrastrado por el viento. Dicha institución también indica que si esos desechos fueran luminosos sustituirían el alumbrado.

La prevalencia de esta condición en importantes zonas de estados como Yucatán, en especial en las comunidades rurales, es uno de los indicadores más significativos de rezago y pobreza en la entidad.

Puedes leer: Guayule reduce el tamaño de tumores cancerígenos hasta 80%

Tan sólo en 2018, este problema provocó un aumento de cerca del 10 por ciento en la incidencia de giardiasis, una enfermedad diarreica ocasionada por un parásito que llega al humano a través de las heces humanas o animales en la intemperie.

Estos datos, recabados por la Secretaría de Salud federal, colocaron a la entidad entre las seis locaciones con mayor número de casos en el país, y a pesar de ser la zona con mayor desarrollo, Mérida aún presenta focos rojos, en especial en las colonias del sur, de las comisarías y subcomisarías que conforman su zona rural.

También te puede interesar: Cambio de horario te hace comer más por la noche

La Ciudad de México no se queda atrás.

Se estima que cada año se emite al aire de esta urbe media tonelada de residuos fecales, que son los principales responsables de la proliferación de enfermedades gastrointestinales, señaló Irma Aburto López, de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza de la UNAM, quien también indicó que la mayoría de estos desechos provienen de perros y gatos, pero que una parte considerable son humanos.


Si sacas a pasear a tus mascotas, ¡sé responsable y recoge sus desechos!


Con información de DGCS UNAM y Notimex

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda