Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

El estrés destruye el corazón

La liberación de hormonas en situaciones estresantes daña el organismo, particularmente aumenta la presión arterial

ADRIÁN AGUIRREJul 30, 2019 
Tiempo de lectura: 3 mins.

Lo + leído

Un estudio publicado en The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism que analizó la presencia de Cortisol en la orina, demostró los daños causados al metabolismo debido al estrés.

En dicha investigación se analizó el nivel de cortisol de 861 participantes mayores de 65 años en periodos de 24 horas por un tiempo de seis años y durante el proceso fallecieron 183 personas, de las cuales 41 murieron por enfermedad cardiovascular.

"Durante un seguimiento medio de 5.7 ( SD = 1.2) años, murieron 183 personas, de las cuales 41 murieron por enfermedad cardiovascular. Después del ajuste por sociodemografía, indicadores de salud y enfermedad cardiovascular basal, el cortisol urinario no aumentó el riesgo de mortalidad no cardiovascular, pero sí aumentó el riesgo de mortalidad cardiovascular. Las personas en el tercil más alto de cortisol urinario tenían un riesgo cinco veces mayor de morir de enfermedad cardiovascular (razón de riesgo = 5.00; intervalo de confianza del 95% = 2.02–12.37). Se encontró que este efecto es consistente en personas con y sin enfermedad cardiovascular al inicio del estudio (interacción p = 0,78)", se puede leer en el texto original.

¿Qué es el estrés?

De acuerdo con Mayo Clinic, el estrés es una reacción natural que sucede cuando te encuentras en una situación tensa y señala que la adrenalina aumenta la frecuencia cardíaca, la presión arterial y los suministros de energía. El cortisol, la principal hormona del estrés, aumenta el azúcar (glucosa) en el torrente sanguíneo, mejora el uso de glucosa del cerebro e incrementa la disponibilidad de sustancias para reparar tejidos.

El cortisol también limita las funciones que serían innecesarias o perjudiciales en una situación de lucha o huida. Altera las respuestas del sistema inmunitario e inhibe el aparato digestivo, el aparato reproductor y los procesos de crecimiento. Este complejo sistema de alarma natural también se comunica con las regiones del cerebro que controlan el estado de ánimo, la motivación y el miedo.

Los resultados

Los altos niveles de Cortisol predijeron fuertemente la muerte cardiovascular entre personas con y sin enfermedad cardiovascular preexistente. El vínculo específico con la moralidad cardiovascular, y no con otras causas de mortalidad, sugiere que los niveles altos de cortisol podrían ser particularmente perjudiciales para el sistema cardiovascular.

Hay que destacar que en palabras del Instituto Nacional del Cáncer, el cortisol es la hormona glaucocorticoide elaborada por la corteza suprarrenal que ayuda al cuerpo a usar la glucosa, la proteína y las grasas.

 

 

Con información de The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, Mayo Clinic

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda