Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Crean hígado con células de piel humana

Una mezcla de diversas células iPS, del cordón umbilical y de médula ósea se fabricó un órgano funcional con capacidad vascular.

RedacciónJul 03, 2013 
Tiempo de lectura: 3 mins.

Lo + leído

Tal y como lo demostró en 2006 el científico japonés Shinya Yamanaka, al crear nuevas células a partir de células de la piel, se ha profundizado en su estudio, ya que son células similares a las células madre y tienen la capacidad de convertirse en cualquier otro tejido, aunque no son embrionarias.

Este tipo de células, llamadas iPS, se han convertido, desde el punto de vista de los científicos, en una promesa para la medicina regenerativa, para atender enfermedades que no tienen cura.

A partir del principio de Yamanaka, científicos japoneses de la Ciudad Universitaria de Yokohama y del Hospital Seirei Sakura (Japón), lograron desarrollar, con células iPS, un hígado, pero no se trata de un andamio celular sino de “un órgano vascularizado”.

Para ello, trabajaron con una combinación de células iPS, conformado por células del estroma, células madre mesenquimales de la médula ósea de un donante y células del endotelio venoso de cordón umbilical.

Cuatro días después, el cultivo dio pie a la formación de tejido vascularizado y en tres dimensiones.

Posteriormente, el hígado fue inserto en el cerebro de un ratón, que funcionó como ventana óptica para ver si seguía desarrollándose normalmente.

Inclusive, lo probaron en un ratón con daño hepático inducido, y comprobaron que el nuevo hígado metabolizaba de forma correcta y mejoraba la supervivencia del roedor.

Se hizo un seguimiento de seis meses a los ratones, para comprobar que no desarrollaran un tumor, uno de los principales riesgos que se corren al trabajar con células madre embrionarias.

“La ruta del trasplante todavía necesita optimizarse para los humanos y demostrar en pacientes la seguridad y eficacia, al igual que la viabilidad del injerto a largo plazo. Además, no todos los pacientes son candidatos a este procedimiento. A pesar de todo, el estudio ofrece una promesa real para un método alternativo para conseguir órganos humanos para trasplante", señaló Matthew Smalley, de la Universidad de Cardiff, Reino Unido. (Con información de El Mundo)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda