Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Bótox, la solución para dejar de rechinar los dientes

Rechinar los dientes al dormir puede causar dolor de cabeza y hasta depresión

SUSANA CARRASCOOct 02, 2018 
Tiempo de lectura: 3 mins.

Lo + leído

Apretar o rechinar los dientes de forma involuntaria, especialmente en las noches, es conocido médicamente como bruxismo y especialistas indican que el bótox puede ser un tratamiento efectivo para combatirlo.

La toxina botulínica o bótox ha demostrado eficacia en numerosos tratamientos médicos y recientemente se comprobaron sus beneficios en el tratamiento del bruxismo.

>>Te puede interesar: El estrés puede hacer que se te caigan los dientes 
Bótox para dejar de rechinar los dientes
De acuerdo a la Dra. Dolores Martínez Pérez, jefa del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz de Madrid, se denomina bruxismo al apretar o rechinar los dientes de forma involuntaria.

Aunque no se considera una dolencia grave, es un desorden funcional que puede tener efectos nocivos.

Si no se trata, causa dolor de cabeza, insomnio, dolor de dientes, dolor muscular y de oído, depresión, problemas dentales y de masticación.



“Lo normal es que, a lo largo de 24 horas, una persona apriete los dientes de cuatro a diez minutos en total; una persona con bruxismo puede hacerlo durante cuatro horas, especialmente por la noche”, indica la Dra. Martínez.

Se estima que entre un 5 y un 20% de la población rechina los dientes en la noche, aunque los exámenes bucales sugieren que hasta 78% de los adultos lo padecen desde la infancia.

>>Te puede interesar: 7 alimentos que desgastan los dientes y no sabías
¿Cómo dejar de rechinar los dientes?
De acuerdo a la especialista, hasta ahora no se conoce con exactitud qué causa el bruxismo, pero se relaciona con estrés, problemas emocionales y con enfermedad periodontal, malas posturas al dormir y problemas para relajarse.

El principal tratamiento para dejar de rechinar los dientes es la colocación de protectores bucales o férulas que controlan el rechinamiento y apretamiento de los dientes.

De esta forma, se evitan trastornos de la articulación de la mandíbula.



“Aunque resultan eficaces, no son muy cómodos para el paciente, en especial a la hora de conciliar el sueño”, destaca la experta.

El bótox es una opción mucho más cómoda y con resultados efectivos.

Según la especialista, la toxina butolínica se aplica de forma ambulatoria con pequeñas inyecciones en los músculos motores de la mandíbula.

“Esto reduce sus contracciones involuntarias, pero sin afectar en absoluto a la capacidad de masticar”, explica Martínez.

“Aproximadamente 72 horas después, el paciente ya nota sus efectos, que pueden prologarse entre cuatro y seis meses después de la sesión, lo que es una ventaja sobre otros tratamientos con férulas que requieren uso diario”, subraya la doctora.

Pueden haber algunos efectos secundarios en los músculos inyectados, pero son leves y desaparecen en poco tiempo.

>>Te puede interesar: 5 errores al lavarse los dientes 

(Con información de EFE)

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda