Cookies
Este sitio web utiliza cookies para garantizar una mejor experiencia. Aviso de privacidad
Vida sana
Pareja & sexo
Soy mamá
Familia
Especialidades
Herramientas


© 2022 Todos los derechos reservados. Grupo La Silla Rota. PUBLICACIONES COMUNITARIAS S.A. de C.V.

Acude a hospital por tos y amputan sus piernas: el caso

Los síntomas frecuentes de la sepsis son fiebre, escalofríos, respiración y frecuencia cardíaca rápidas.

INGRID SILVASep 20, 2019 
Tiempo de lectura: 4 mins.

Lo + leído

Con 51 años, Jayne Carpenter, una mujer de Gales acudió al hospital para el tratamiento de una tos persistente y jamás imaginó lo que los médicos decidirían para salvar su vida: amputar sus dos piernas, el brazo izquierdo y cuatro dedos de la mano derecha.

Los médicos del hospital diagnosticaron septicemia o sepsis, un padecimiento causado por una respuesta inmunitaria súbita a una infección.

Carpenter explica que los síntomas iniciales eran leves, entre ellos, dolor de espalda y falta de aire, aunque, después, al hacer simples movimientos el dolor era insoportable como explica:

“Estaba caminando con mi esposo, Rob, y Harriet, nuestra perra y empecé a sentir un dolor cuando respiraba, así que creí que era una infección, pero al levantarme al siguiente día, estaba tosiendo flemas muy oscuras y no podía respirar, lo que era raro para mí porque siempre he sido muy activa”.

Te recomendamos: ¿Cuántas calorías tiene la paella?

Sepsis: la grave condición que comenzó con una tos: la historia de Jayne

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el shock séptico es un tipo de shock producido como resultado de una respuesta inflamatoria generalizada del organismo debido a una infección.

Tanto el choque séptico como la sepsis grave, integran un problema de salud que es resultado del daño provocado por la respuesta inmunológica del huésped a una infección grave.

Hay que aclarar que una tos, no siempre indicaría sepsis y tampoco la sepsis causa siempre amputaciones. Las infecciones que pueden ser confundidas con sepsis graves o choque séptico, son:

- Neumonía

- Infecciones intraabdominales

- Infecciones de vías urinarias

- Infecciones primarias del torrente sanguíneo.

Lo anterior fue lo que ocurrió con Jayne, cuando llegó al hospital los doctores creyeron que se trataba de neumonía, no obstante, su condición empeoró y entró en coma, posterior a un shock séptico que causó falla en sus órganos.

Y es que, como indica información del National Institute of General Medical Sciences, la sepsis puede afectar a cualquier persona, aunque quienes tienen mayor riesgo son los bebés, los niños, los ancianos y aquellas personas que tienen heridas o presentan algunas otras enfermedades como diabetes, cáncer, sida o enfermedad hepática.

Al despertar, Carpenter descubrió que su cuerpo había sido sometido a cuatro amputaciones: perdió sus dos piernas, el brazo izquierdo justo debajo del codo y cuatro dedos de la mano derecha.

Los médicos además detallaron que la mujer estuvo cerca de perder otro dedo, pero lograron salvarlo.

Los síntomas frecuentes de la sepsis son fiebre, sarpullido, escalofríos, respiración y frecuencia cardíaca rápidas, confusión, y desorientación.

También te sugerimos: Día Mundial de la Sepsis: ¿qué es y cómo tratarla?

Finalmente, Carpenter declaró a Daily Mail:

“En estos tres años he batallado mucho, pensaba que mi vida no podría mejorar más allá de lo que veía al comienzo. Hubo tres veces en las que estuve cerca de terminar con mi vida, ha sido horrendo”.

Actualmente, cuenta con el apoyo de su esposo, quien le dijo que si se había casado con ella fue por amor y no por sus piernas.

Valora este artículo

¿Quieres hacer una corrección? Envia tu corrección

Lo + leído

Últimas noticias

El editor recomienda