Un nuevo estudio publicado el 18 de enero en JAMA Network Open reveló que una gran cantidad de efectos secundarios de la vacuna covid no son en realidad de la inyección contra el coronavirus y que la tasa de respuestas de nocebo fue una parte fundamental de aquellos que recibieron la vacuna con el placebo durante los ensayos clínicos.

¿A qué se refieren los autores con el “efecto nocebo”?, ¿Por qué sentí molestias después de recibir la vacuna? Esto es lo que explican los investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard, el Departamento de Psicología del Endicott College, la Facultad de Medicina Weill Cornell y la Universidad Philipps Marburg, quienes realizaron el estudio.

Efectos secundarios de la vacuna covid: ¿por qué algunas personas tuvieron efectos secundarios?

En palabras de los especialistas, se presentaron más efectos adversos (EA) en aquellos que recibieron el placebo que en aquellos a los que se les administró la vacuna contra el coronavirus, por lo que algunos eventos que se han presentado no serían causados por la inyección en sí y tendrían que ver más con la persona vacunada.

Para llegar a esta conclusión, los autores hicieron una revisión sistemática y metaanálisis de 12 artículos que incluían informes de eventos adversos para 45 mil 380 personas que participaron en un ensayo.

Es posible que las persona que tuvo efectos secundarios de la vacuna covid los haya sentido por su ansiedad, nerviosismo o estrés por la medida, más que por la aplicación en sí, sugieren los expertos.

¿Qué es el efecto nocebo?

El Centro Médico Beth Israel Deaconess explica que en algunas ocasiones, los efectos de las inyecciones placebo también pueden ocasionar algún daño y que el ya comentado “efecto nocebo” sucede cuando alguien experimenta eventos adversos luego de recibir un tratamiento que no tiene efectos farmacológicos. Puede ser que sea una pastilla de azúcar que les provoque náuseas o una jeringa con solución salina que “provoque” mucho cansancio.

Para aprender más de...¿Cómo funcionan las vacunas contra el covid-19?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta que actualmente hay más de 200 vacunas contra el covid-19 en desarrollo. Eso no significa que ya estén próximas a ser utilizadas; de hecho, solo 52 se encuentran en las fases de ensayos humanos para comprobar su eficacia o descartarla. Pero ¿cómo funcionan realmente las vacunas anticovid?
Métodos:
Existen 3 métodos para fabricar una vacuna: con agentes patógenos (virus o bacterias) íntegros; con fragmentos del agente patógeno o con el material genético del virus.
(Foto: https://www.scientificanimations.com/wiki-images/, 3D-medical-animation-coronavirus-structure scientificanimations com esp2, CC BY-SA 4.0)
Método 1 con vacunas inactivadas:
Este es una de las 3 estrategias para desarrollar la vacuna bajo el método de agente patógeno íntegro. Aquí se va a aislar el patógeno y se va a destruir o inactivar por medio de sustancias químicas, calor o radiación.
Método 1 con vacunas atenuadas y vectores víricos:
En las vacunas atenuadas se utiliza el virus o un patógeno similar y se mantienen activos pero debilitados; para el vector vírico se usa un virus inofensivo que va a transportar proteínas del patógeno a combatir a fin de que se induzca una respuesta inmune sin causar la enfermedad.
Método 2:
Las vacunas con fragmentos del patógeno solo utilizan partes del virus o la bacteria que son indispensables que el sistema inmune reconozca, estas subunidades suelen ser proteínas o hidratos de carbono.
Método 3:
En la vacuna de ácido nucleico se utiliza una secuencia del material genético para que proporciones instrucciones al cuerpo mediante el ADN o ARN para fabricar proteínas específicas y no todo el virus con la finalidad de que el sistema inmune las reconozca y luche contra ellas.
Actualmente las principales vacunas utilizadas contra el coronavirus utilizan alguno de estos métodos. Los más comunes son el 2 y 3.
(Foto: Spencerbdavis, Solo-mrna-vaccine-4, CC BY 4.0)

Efectos secundarios en aquellos que recibieron placebo representaron el 76%

Los especialistas que realizaron el estudio sobre los efectos secundarios de la vacuna covid encontraron que ambos grupos presentaron eventos adversos, pero sugieren que el nocebo representa el 76% de todos los eventos adversos en el grupo que recibió la vacuna y casi una cuarta parte de todos los efectos locales que fueron informados.

“Si bien el 35 % de los que individuos que recibieron el placebo experimentaron eventos adversos sistémicos luego de que les aplicaran la primera dosis y el 32% los tuvo después de la segunda, los eventos adversos en los brazos de las personas que recibieron placebo (el efecto nocebo) representaron el 76% de los EA sistémicos después de la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus y el 52% después de la segunda dosis”, explicaron los investigadores en el estudio original.

En sus palabras, el estudio sobre los efectos secundarios de la vacuna covid es útil porque las personas deben saber del efecto nocebo para que puedan tener menos preocupaciones sobre la vacunación contra el coronavirus y se favorezca la aplicación de vacunas.

“La medicina se basa en la confianza y nuestro descubrimiento sugiere que la gente puede atribuir de manera errónea las sensaciones de fondo comunes como algo derivado de la vacuna o que estas provoquen tal ansiedad y preocupación que resulten en una mayor alerta de las personas a los sentimientos corporales sobre los eventos adversos que en verdad se tienen", concluyen.