Tipo de sangre dice a qué raza perteneces
El grupo sanguíneo al que pertenecemos es hereditario y poco tiene que ver con las enfermedades que podamos desarrollar
Sara Arellano / SUMEDICO
México D.F. a 11 de octubre de 2011

Todos los individuos tenemos un tipo de sangre determinado, mismo que es hereditario y es como cualquiera de nuestras características físicas tales como el color de cabello, de piel, de ojos y estatura entre otros.

Al igual que hay variaciones en estas características físicas, hay diferentes tipos de sangre, y el tipo que cada uno tenemos está determinado por la raza a la que pertenezcamos.

En entrevista con SUMEDICO, el patólogo Pedro Álvarez (*), del hospital ABC, indicó que en México el tipo de sangre que predomina es la O positivo, mientras que en Europa el tipo A y el 20% de la región vasca de España tiene O negativo.

Es decir que si una persona mexicana pertenece al grupo A, es porque por sus venas corre sangre europea, “alguno de sus ancestros es puramente europeo”, afirmó el especialista.

Con esto nos percatamos que hay grupos de letra y otro, llamado Rh que puede ser positivo o negativo, esto nos hace que los tipos de sangre sean más específicos, el especialista indicó que están dados por ABO, que puede se puramente A, puramente B, puramente O y una combinación AB.

Sin embargo, los también llamados grupos eritrocitarios, se subdividen más de 100 grupos de antígenos o subgrupos sanguíneos que servirán para determinar si una persona es incompatible con otra al momento de realizar una transfusión.

Mitos de la sangre

El patólogo comentó que hay muchas falacias respecto a los tipos de sangre como el que varios autores hayan publicado que hay enfermedades que predominan en individuos con cierto tipo de sangre, cuando la realidad es que “el grupo sanguíneo no facilita el desarrollo de ninguna enfermedad ni tampoco nos protege de ella”.

Lo que es cierto es que debido a un conjunto de características raciales, “si es más fácil que los individuos de determinada raza presenten ciertas enfermedades, y claro que también comparten el tipo de sangre, pero no es la sangre sino la raza la que facilita o dificulta el desarrollo de patologías o enfermedades”.

El especialista concluyó indicando que el grupo sanguíneo al ser hereditario no puede ser que si un individuo pertenece al grupo B sus padres pertenezcan al grupo O, por lo que también sirve para hacer las pruebas de paternidad.

(*) Pedro Álvarez Sánchez

Patólogo clínico

Jefe del banco de sangre del hospital ABC Observatorio y Santa Fe

Pertenece a la Asociación mexicana de patología clínica y a la Asociación Americana de bancos de sangre

palvarez@abchospital.com