Píldoras anticonceptivas, el método más efectivo
El éxito de la píldora se basa en su correcto uso, su efectividad se mantiene aún cuando pasaron 12 horas sin haberla tomado
Yamel Viloria Tavera/SUMEDICO
México, D.F. 14 de junio de 2011

La pastilla anticonceptiva es el método reversible más eficaz para prevenir el embarazo, pues la la proporción de fallos es de menos de 0.5 embarazos por cada 100 mujeres que la emplean anualmente.

Acorde a información de la Secretaría de Salud, el éxito de este  este método anticonceptivo se debe a su funcionamiento.

La pastilla es un tipo de anticoncepción en forma de pequeñas tabletas que se toma diariamente. La mayoría de las píldoras contienen dos tipos de hormonas femeninas sintéticas, es decir elaboradas en un laboratorio a semejanza de las secretadas normalmente por el ovario. Ellas son estrógeno y progesterona y se llaman contraceptivos orales combinados.
 
Hay diferentes tipos de anticonceptivos orales combinados. El estrógeno y la progesterona previenen el embarazo, suprimiendo la secreción de la glándula hipófisis, que detiene el desarrollo ovular y retiene el óvulo en el ovario. Es decir no se produce la ovulación.

La progesterona también ayuda a que el esperma no alcance al óvulo, mediante un doble mecanismo:

  • Alterando el moco cervical,
  • Modificando el endometrio del útero.

La  píldora combinada es un poco más efectiva que la píldora progestínica sola y tiene más beneficios médicos. Sin embargo, algunas mujeres no la toleran  y en esos casos es necesario recurrir a la píldora progestínica sola.

¿Cómo se toma? 
 
Generalmente cada envase tiene 21 píldoras. La primera se toma el primer día de la hemorragia menstrual y después una cada día durante los 20 días siguientes. Al finalizar las 21 píldoras se deja una semana de descanso -en la que aparece de nuevo la "regla"- y se comienza otro envase tras los 7 días de descanso. Como es lógico, en esta ocasión no se toma el primer día de la "regla", sino tras los 7 días de descanso.

Como ejemplo, las autoridades médicas refieren que si la toma inició en un lunes, se continúa la toma de una píldora a diario,  durante 21 días. Se descansa 7 días y el 8º día, que será otra vez lunes, se empieza de nuevo.

La píldora se puede tomar a cualquier hora, pero es una buena idea asociar la toma a un hecho habitual -para evitar olvidos-, como por ejemplo tras lavarse los dientes después de la cena, al ir a la cama, en el desayuno. Lo importante es tomarla todos los días a la misma hora aproximadamente.

Qué hacer si se olvida tomar la “pildora”
 
Los especialistas de la Secretaría de Salud refieren que si te das cuenta del olvido antes de 12 horas, se puede tomarla en cuanto recuerdes, e incluso  puede ser que ese día tomes dos píldoras. Esto porque la protección anticonceptiva no se ha perdido ni siquiera aunque hayas mantenido relaciones sexuales en esas 12 horas.

Pero, si  han pasado más de 12 horas desde el momento en que debieras haberla tomado, ya no se puede garantizar la eficacia anticonceptiva. Debes omitir la píldora olvidada (que se quede en el envase) y tomar la siguiente a la hora habitual. Esto se hace para que la regla no venga antes de tiempo. No obstante, deberás emplear durante el resto de ese ciclo otro método anticonceptivo (por ejemplo el condón).

El siguiente envase ya te protege desde el primer día y ya no es necesario un método extra. Esto mismo es aplicable si vomitaras dentro de las 3-4 horas siguientes a haber ingerido la píldora.

No se puede saber con seguridad si tu organismo la ha absorbido y por tanto deberás emplear un método anticonceptivo adicional durante ese ciclo y seguir tomando las restantes píldoras a la hora habitual. También se debe hacer lo mismo si, mientras emplearas la píldora, tuvieras una diarrea intensa como por ejemplo cuando se tiene una gastroenteritis.
 
Contraindicaciones
 
No se recomienda su uso antes de los 16 años para dejar que se complete la maduración sexual de forma natural, ni después de los 45 años porque a esta edad aumenta el riesgo de padecer alteraciones de los vasos sanguíneos o del corazón. Entre estas dos edades, y si no hay enfermedades o antecedentes que la contraindiquen, la píldora es una alternativa eficaz y segura.

Tampoco se recomienda fumar mientras se toma la píldora. Esta advertencia es más importante conforme la mujer se acerca a ese límite de los 35 años.