Tuberculosis, un bacilo presente todo el tiempo
¿Sabías que esta enfermedad no sólo afecta a los pulmones y que se puede confundir con una tos mal cuidada?.
Yamel Viloria/ SUMEDICO
México, D.F. 24 de marzo de 2011

La forma de contagio de la tuberculosis es a través de las gotas de saliva que expelen las personas infectadas al hablar, cantar, estornudar y escupir, por lo mismo es sumamente contagiosa, puntualizó el doctor Martín Castellanos Joya*, director del Programa Nacional de Prevención y Control de la Tuberculosis de la Secretaría de Salud.

El especialista recordó que en la década de los años 70, en México se declaró a la tuberculosis como una enfermedad erradicada, sin embargo esto nunca fue cierto pues cada año se registraron nuevos casos, pero no fue reconocido sino hasta el año de 1983 cuando  la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una declaratoria de emergencia debido al vínculo que se identificó entre este bacilo y el  Sida, pero no hay otras enfermedades que debilitan el sistema inmune que propician el desarrollo de esta afección.

"La tuberculosis no es una enfermedad que viaja sola, lamentablemente, la Organización Mundial de la Salud dice que un tercio de la población mundial, es decir 3 de cada 10 personas hemos respirado el bacilo en un momento de nuestras vidas y cuando las defensas de nuestro organismo bajan por cualquier razón, como desnutrición, alcoholismo, drogadicción, diabetes, VIH/Sida, por nombrar algunas –enfermedades-, este bacilo tiene la oportunidad de despertar y entonces  las personas desarrollan la enfermedad”, comentó el especialista de la Ssa.

Una enfermedad que no afecta sólo a los pulmones

Otro aspecto grave de la tuberculosis es que no sólo afecta a los pulmones, sino a prácticamente cualquier órgano “meninges, gánglios, estómago, hasta en el ojo se puede presentar la tuberculosis cuando el bacilo anda circulando y se aloja en un lugar del cuerpo donde hace sus estragos”, subrayó el doctor Castellanos Joya, quien agregó que por ello es un padecimiento sumamente doloroso y altamente discapacitante, pues “deja secuelas en el sistema nervioso, en el aparato respiratorio, en los huesos”.

Indicó que en México en el año 2010 se identificaron 18 mil 448 casos, de los cuales el 81 por ciento, es decir  15 mil  384 casos fueron de carácter pulmonar, el resto afectó a otros órganos del cuerpo

Los órganos más afectados por este bacilo son:

  • Pulmones
  • Huesos y articulaciones
  • Ganglios linfáticos cervicales
  • Ojo
  • Laringe
  • Revestimiento de la cavidad abdominal (peritoneo)
  • Revestimiento del cerebro y médula espinal (meninges)
  • Revestimiento del corazón (pericardio)
  • Órganos del aparato reproductor y urinario (genitourinario) masculino y femenino
  • Piel
  • Intestino delgado
  • Estómago

 
Tuberculosis  la "gran simuladora"

Uno de los problemas con la tuberculosis es que se puede confundir con otras enfermedades, como es una tos mal cuidada, neumonía, con principios de VIH/Sida, es por eso que se le llama "la gran simuladora".

Es por ello, enfatizó el doctor Castellanos Joya,  que cualquier doctor al conocer la sintomatología  debe de inmediato hacer una prueba para confirmar o descartar la posibilidad de que se trate de tuberculosis, e incluso el mismo paciente si identifica estos síntomas puede solicitar un examen especial, que se realiza directamente en las flemas que expele.

Pero lo más importante, destacó el especialista, es que la tuberculosis es una enfermedad que tiene cura, “en todas las unidades médicas del país se cuentan con tratamientos contra la tuberculosis completamente gratuitos, de acuerdo a como la prescriba el doctor”.

Es un tratamiento sencillo que dura seis meses, en los primeros dos meses el paciente se toma cuatro tabletas una vez al día; en los siguientes cuatro meses se ingieren dos tabletas únicamente tres veces por semana, concluyó el especialista.

*Martín Castellanos Joya es director del Programa Nacional de Prevención y Control de la Tuberculosis de la Secretaría de Salud.