Economía y educación tienen relacion con males cardiacos
sumedico
México D.F. a 10 de septiembre de 2010

Las enfermedades cardiovasculares y enfermedad cerebrovascular se presentan menos en personas con mayor grado de educación, pero sólo en los países de desarrollo alto.

En los países de altos ingresos los hombres altametne educados presentaron el nivel más bajo de enfermedad cardiovascular, según los investigadores. Los hallazgos muestran que los resultados de las investigaciones realizadas en países más ricos no se pueden aplicar a los más pobres.

"No podemos simplemente tomar estudios que se realizan en países de altos ingresos, sobre todo en su relación con el estatus socioeconómico y los resultados de salud, y extrapolarlos a países de ingresos bajos y medios. Necesitamos estudios dedicados en esos ambientes", aseguró en un comunicado de prensa de la American Heart Association, AHA, el Dr. Abhinav Goyal, profesor asistente de epidemiología y medicina (cardiología) de la Facultad de salud pública Emory Rollins y de la Facultad de medicina Emnory de Atlanta.

Goyal, el autor líder de un estudio de dos años, en el que participaron más de 61 mil personas de 44 países a las que se diagnosticó enfermedad cardiaca, accidente cerebrovascular o factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, como hipertensión, obesidad, vasos sanguíneos obstruidos y tabaquismo.

A los investigadores les sorprendió hallar que cerca de la mitad de las mujeres altamente educadas de países de altos ingresos fumaban, frente a 35 por ciento de las que tenían la menor cantidad de educación. En países de ingresos medios y bajos, 21 por ciento de las mujeres altamente educadas fumaban, frente a 14 por ciento de las que tenían la menor educación.

"No podemos suponer que simplemente porque ciertos grupos son más educados que otros van a tener estilos de vida más saludables. Todos necesitan educarse sobre el riesgo de enfermedad cardiaca en particular y recibir consejos para adoptar estilos de vida saludables y dejar de fumar", aseguró Goyal.

Entre los hombres de los países de altos ingresos, 66 por ciento de los que tenían la mayor educación fumaba, frente a 75 por ciento de los de menor educación. El estudio halló que en países de ingresos bajos y medios, los índices de tabaquismo fueron similares para los hombres de todos los niveles educativos.