Proteínas ayudarían a detectar cáncer de ovario
Este hallazgo permitiría conocer del mal, tres años antes de lo que se puede hacer ahora; 93% de mujeres salvarían su vida con detección temprana
Reuters
México, D.F 11 de enero 2010

Investigadores descubrieron  tres proteínas cuyos niveles suelen aumentar incluso tres años antes de que una paciente sea diagnosticada con cáncer de ovario, lo que en el futuro podría ser útil para mejorar los actuales mecanismos de detección de esa enfermedad.

Luego de analizar 34 muestras de pacientes con cáncer de ovario y a un grupo de control de 70 mujeres que no tenían la enfermedad, los científicos  detectaron que las tres proteínas en cuestión empezaban a incrementar sus niveles de forma paulatina, pero no a un grado anormal que permita su oportuna detección.
Aunque parece que en las mujeres con cáncer se inicia un aumento (de estas proteínas) quizá tres años antes de que sus síntomas las lleven al médico, los niveles no son realmente los que definiríamos como anormales hasta el último año previo al diagnóstico", señaló el director del estudio, Garnet Anderson, del Instituto de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, en Seattle.

No obstante las expectativas, todavía no existe un mecanismo confiable de control para evaluar el riesgo de cáncer en las mujeres que no presentan síntomas y el cáncer de ovario sigue siendo el que más muertes causa en comparación con otros tumores del sistema reproductor femenino.
Sin embargo, la Sociedad  Estadounidense del cáncer  registra una tasa de supervivencia del 93 por ciento en las mujeres que son diagnosticadas a tiempo.

Los investigadores que encabezan el proyecto esperan poder encontrar algo parecido al antígeno prostático (PSA), proteína  que ayuda a detectar los tumores de próstata  con anticipación.
"Quisiéramos eso para el cáncer de ovario porque está claro que las mujeres en las que se detecta en el estadio en que la enfermedad aún está confinada a los ovarios obtienen buenos resultados. Su pronóstico es excelente", expresó Anderson.

"La CA125, que es uno de los indicadores que observamos, es el mejor biomarcador que se ha identificado hasta la fecha y nuestro estudio confirma eso y también este período de prediagnóstico. Pero no es lo suficientemente preciso", añadió el experto.
La especialista Patricia Hartge, del Instituto Nacional del Cáncer, dijo que los autores de la investigación, habían llevado su estudio un paso más cerca del diseño de un programa exitoso de control del cáncer de ovario.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos estiman que se destinan más de 2.200 millones de dólares anuales al tratamiento del cáncer de ovario en ese país.