¿Sabes qué hacer cuando te da fiebre?
Cuando la temperatura corporal rebasa los 37 grados, nos avisa la presencia de una bacteria, un problema de origen metabólico o defensas bajas
Sara Arellano / SUMEDICO
México, D.F. 9 de mayo de 2012

La fiebre puede ser un síntoma que nos preocupa y en algunos casos hasta nos asusta, en especial cuando es presentada por niños pequeños. El médico José Luis Artigas (*) indicó que presentar temperatura alta es una “respuesta natural y normal del cuerpo para recuperar su homeostasis (regular su función metabólica interna)”.

El especialista señaló a SUMEDICO que lejos de alarmarnos, lo que debemos hacer es poner atención en lo que podría estar mal, pues la presencia de temperatura nos indica que algo dentro de nuestro cuerpo necesita atención, es decir la fiebre siempre va relacionada con un mal funcionamiento corporal.

Bajo esta premisa, el médico refiere que lejos de ser un problema, es un síntoma que nos llama a atender a nuestro organismo, del mismo modo, aunque normalmente busquemos bajarla, no es lo más recomendable, porque es entonces que perdemos de vista si nuestro cuerpo ya se restableció o no.

¿Cuándo tenemos fiebre?

La temperatura normal puede variar entre 36 y 37 grados, se llama febrícula cuando rebasa los 37, pero no supera los 38. Se considera fiebre cuando llega los 40 grados y fiebre alta cuando rebasa los 40, y todas nos avisan que nuestro cuerpo está siendo atacado por alguna bacteria, generalmente.

Sin embargo, hay ocasiones en donde este exceso de temperatura puede indicarnos que tenemos algún otro problema de origen metabólico o simplemente que nuestras defensas están bajas.

El especialista refirió que no es recomendable tratar la fiebre, a menos que ésta supere los 40 grados o cuando haya enfermedades a nivel neuronal, respiratorio, cardiaco o cuando provoque convulsiones.

La fiebre ayuda a mejorar

El médico señaló que la fiebre ayuda a sanar mejor las enfermedades infecciosas, mientras que si la bajamos, además de dificultar la recuperación, puede esconder otro tipo de afecciones que no podamos detectar tan fácil.

Y esto, sin contar que los medicamentos para tratarla son difíciles de procesar por el hígado y pueden tener efectos secundarios en diferentes personas.

Aprende a detectar fiebre en los más pequeños

 Cuando los niños pequeños presentan fiebre, usualmente viene acompañada de estos otros síntomas: 

  • Irritabilidad o decaimiento
  • Manchas rojas en la piel
  • Rigidez en la nuca
  • Vómitos que salen con fuerza y presión

(*) José Luis Artigas Arroyo
Medicina General / Administración de Organizaciones de la Salud
Universidad la Salle
dr.joseluis@gmail.com