Drogas afectan física y emocionalmente
El consumo de drogas ilegales afecta física, emocional y económicamente a quien padece la adicción y no es atendido
SUMEDICO
México, D.F. a 19 de enero 2012
Las tres principales adicciones son el consumo excesivo de alcohol, tabaquismo y el consumo de drogas y sustancias ilegales, las cuales tienen efectos secundarios en el organismo, tanto a largo como a corto plazo. 
 
Por ello, como parte de la lucha contra las adicciones y su prevención, el Consejo Nacional contra las Adicciones (Conadic) difunde, respecto a las drogas ilegales, cuáles son las que más se consumen en México, así como la manera como afectan a la salud de quienes las consumen.
 
Una de las herramientas más importantes de la que ha echado manola Conadic es la prevención, de esa manera, difundiendo información respecto a cuáles son las drogas y sus efectos, se pretenden concientizar a la sociedad para distinguir y prevenir cualquier caso de adicción en sus comunidades. 
 
Principales drogas consumidas
 
Marihuana,  cocaína, inhalables y metanfetaminas son las principales drogas que se consumen en México, de acuerdo con los especialistas de Conadic.
 
Dichas sustancias tienen efectos negativos sobre la salud de los consumidores que pueden ir apareciendo en periodos cortos y largos, cuando no se disminuye o se corta su consumo. 
 
Lo que estas principales drogas pueden provocar en el organismo a en un periodo de tiempo relativamente corto es disminución o pérdida del apetito, problemas para dormir, ojos rojos (inyectados) o mirada extraviada, comportamiento extravagante o violento, temblores, vértigo, muerte por intoxicación aguda, lo que muchos llama un “mal viaje”.
 
A largo plazo, de acuerdo con Conadic, si no se detiene su consumo, las drogas pueden provocar dependencia, inquietud constante, irregularidades en el ritmo cardíaco, lo que provocaría ataques cardíacos, problemas respiratorios, dolores de cabeza, dolor abdominal, náuseas, vómitos, desnutrición, anorexia, insomnio, alteración de las funciones sexuales, asfixia, muerte repentina.
 
No obstante, además de provocar un daño físico, el consumo de drogas afecta al consumidor en otras instancias de su vida, como por ejemplo la cuestión emocional, sus relaciones sociales, su capacidad cognitiva, económica, laboral, familiar e, inclusive, legal. 
 
A corto plazo, la cuestión emocional es afectada por medio de ataques de ansiedad, temor e irritabilidad, mientras que a largo plazo pueden presentarse ataques de pánico, desinterés, paranoia y depresión.
 
Cuando el consumo comienza a intervenir en su vida social, el consumidor puede verse afectado gracias a su conducta violenta y agresiva, tanto físicas y verbales como emocionales, lo que en ocasiones lo lleva a involucrarse en peleas.
 
En cuanto a sus habilidades de aprendizaje, el consumo de drogas provoca, nada más a corto plazo, problemas como dificultad para recordar eventos inmediatos, además de poca concentración mental; mientras que, a largo plazo, pueden presentarse desmayos, lagunas mentales, delirios, alucinaciones y episodios psicóticos, situaciones que pueden afectar su desempeño laboral y escolar, dependiendo de la edad del consumidor. 
 
En el caso del consumidor adulto, la adicción a las drogas ilegales también afecta su economía y la de su familia, ya que pueden generarse deudas, gastos inesperados y excesivos, además de que se disminuye el dinero que se destina a la familia, lo cual, a su vez, afecta directamente la estabilidad familiar así como a sus componentes.
 
Finalmente, el consumo de drogas ilegales tiene un inconveniente, precisamente, legal, ya que puede derivar en arrestos, la necesidad de robar para poder tener dinero y adquirir las drogas, hasta la introducción del adicto en el narcotráfico. (Fuente: Conadic)