*

 
23 de julio de 2014
 
 
 
 
  
>> Por indiferencia crece el problema
leer más >>

>> Conoce los síntomas
leer más >>


¿Consideras que llevas una dieta saludable?
No
Regular
Mala
Muy mala
Virus de inmunodeficiencia humana (VIH)
Sintomas:

 Definición:

La infección aguda por VIH es causada por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), un virus que destruye el sistema inmunitario de manera gradual.

 Causas, incidencia y factores de riesgo:

La infección primaria o aguda por VIH es una afección que aparece de 2 a 4 semanas después de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Este virus se disemina por:

  • Lactancia (rara vez)
  • Transfusiones sanguíneas y hemoderivados contaminados
  • Uso de drogas intravenosas con agujas y jeringas contaminadas
  • Paso de la placenta de la madre al feto
  • Contacto sexual

Después de que alguien resulta infectado con el VIH, los anticuerpos contra el virus se pueden detectar en la sangre con exámenes. Esto se denomina seroconversión del VIH (conversión de VIH negativo a VIH positivo) y por lo general ocurre dentro de los 3 primeros meses de exposición, aunque en raras ocasiones, puede ocurrir hasta un año después de la exposición.

Es posible que después de la infección aguda no haya más evidencias de la enfermedad en los 10 años siguientes.

Aunque no siempre ocurre, la infección aguda por VIH progresa a infección sintomática temprana por VIH y a enfermedad por VIH avanzada (SIDA).

No se puede suponer que todas las personas infectadas con el VIH progresen inevitablemente a SIDA, pero el tiempo ha demostrado que sí sucede con la gran mayoría. Hasta la fecha, hay una pequeña cantidad de personas que indudablemente han resultado positivas para SIDA y que posteriormente dejan de ser positivas y no presentan absolutamente ningún signo de la enfermedad. Aunque esto es relativamente raro, brinda evidencia de que el cuerpo humano puede ser capaz de eliminar esta enfermedad. A estas personas se las está vigilando y estudiando cuidadosamente.

El VIH se ha extendido por todos los Estados Unidos y por otros países. Las mayores concentraciones de la enfermedad se encuentran en los grandes centros metropolitanos, en los centros de las ciudades y entre ciertas poblaciones con comportamientos de alto riesgo.

Síntomas:

Nota: en el momento del diagnóstico de infección por VIH, muchas personas no han experimentado ningún síntoma.

La infección aguda por VIH puede asemejarse a la mononucleosis infecciosa, la gripe u otras enfermedades víricas.

Se puede presentar cualquiera de los siguientes síntomas:

Estos síntomas pueden durar desde unos pocos días hasta 4 semanas y luego desaparecer.

Con quien acudir:

 Signos y exámenes:

  • Una fórmula leucocitaria puede revelar anomalías.
  • Un ELISA/ inmunotransferencia para VIH por lo general es negativo o indeterminado durante la infección aguda y llega a ser positivo en los tres meses siguientes.
  • Una carga viral ARN del VIH es positiva en pacientes con infección aguda por VIH.
  • Un conteo de CD4 por debajo de lo normal puede indicar inmunodepresión. El conteo de CD4 suele mejorar 1 ó 2 meses después de una infección aguda.
  • Un examen de sangre para el antígeno P24 a menudo es positivo.

Tratamiento:

Las personas con infección por VIH necesitan recibir educación sobre la enfermedad y su tratamiento para que junto con el médico sean parte activa en la toma de decisiones.

Aún existe controversia acerca de si el tratamiento oportuno y agresivo de la infección con medicamentos para el VIH puede retrasar el progreso de la enfermedad, opción que debe discutirse con el médico.

Se recomienda seguir estas prácticas saludables en las primeras etapas de la infección por VIH:

  • Evitar el contacto con personas con enfermedades infecciosas agudas.
  • Evitar escenarios y situaciones que puedan conducir a depresión. Hay que mantener contactos sociales positivos, pasatiempos, intereses y mascotas.
  • Consumir una dieta nutritiva con suficientes calorías.
  • Hacer suficiente ejercicio, pero sin desgastarse.
  • Mantener el estrés al mínimo.
  • Practicar sexo seguro. La enfermedad es altamente transmisible, especialmente en los primeros meses después de la infección.

 Grupos de apoyo:

El estrés de la enfermedad con frecuencia se puede reducir uniéndose a un grupo de apoyo en el que los miembros comparten problemas y experiencias comunes. Ver: grupo de apoyo para el SIDA.

Pronóstico:

El VIH es una afección médica crónica que se puede tratar, pero que aún no se puede curar. Existen medios efectivos para prevenir las complicaciones y demorar (mas no evitar) el avance hacia el SIDA. En la actualidad, no todos los casos de VIH han progresado a SIDA, pero el tiempo ha demostrado que sí sucede en la gran mayoría.

Complicaciones:

  • SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida)
  • Enfermedades autoinmunitarias
  • Cánceres, clásicamente el sarcoma de Kaposi y linfomas
  • Infecciones oportunistas (poco probable que ocurran en las primeras etapas de la enfermedad por VIH)
    • angiomatosis bacilar
    • candidiasis
    • Enterocolitis por criptosporidio u otros protozoos
    • infección por citomegalovirus
    • neumonía por Pneumocystis carinii
    • complejo de Mycobacterium avium (MAC)
    • leucoencefalopatía multifocal progresiva
    • infección del torrente sanguíneo por Salmonella
    • toxoplasmosis
    • tuberculosis

 

Situaciones que requieren asistencia médica

La persona debe consultar con el médico si ha tenido una exposición posible o real al SIDA o a la infección por VIH; o si está en riesgo y ha tenido síntomas como los de la infección aguda por VIH.

 

Cómo prevenir:

 Para un análisis más amplio, ver la sección de prevención en el artículo sobre el SIDA.

Los comportamientos sexuales seguros pueden reducir el riesgo de contraer la infección. Aun cuando se practique el "sexo seguro", existe riesgo de resultar infectado con el VIH, dado que los condones se pueden romper. Por lo tanto, la abstinencia es la única forma segura de prevenir la transmisión sexual de este virus.

Pautas generales:

  • No tener relaciones sexuales sin protección con múltiples parejas, con alguna persona que tenga varias parejas, con personas que usen drogas intravenosas o personas que se sepa o se sospeche que están infectadas con SIDA.
  • Evitar el uso de drogas intravenosas, pero si se utilizan, no compartir las agujas o las jeringas.
  • Las personas con SIDA o que hayan tenido pruebas positivas para anticuerpos anti-VIH pueden transmitirle la enfermedad a otros y no deben donar sangre, plasma, órganos corporales ni semen. No se deben intercambiar líquidos corporales durante la actividad sexual.

Actualizado el 8 de septiembre de 2010

Fuente: http://www.nlm.nih.gov

 

* Estas consultas no sustituyen un diagnóstico médico, sólo son recursos de orientación
 
¿Qué hacer ante una emergencia? Puedes salvar una vida. Botiquín a la mano.
¿Qué tomar en cuenta para contratar uno? ¿qué ofrecen?, ¿cuánto cuestan?
¿A dónde acudir? ¿Qué hacer en caso de requerir un trasplante?
Información para pacientes. Trámites y servicios. Historias de éxito.
Padres e hijos
Padres, ejemplo a seguir
¿Cómo lograr que los hijos sean exitosos?
Consulte toda la información de la
A a la Z en nuestro glosario de salud.
Más de 1000 reactivos con información.